jueves, diciembre 23, 2010

La Bella y la Bestia, el no regreso. +UP DATE.

_

Las dictaduras suelen ser, además de castradoras de la libertad y humanamente retorcidas por definición, también ciegas y majaderas. El obtuso seguimiento de una ideología puede llegar a ser tan irracional que tiende a convertirse en una reafirmación del viejo cliché del bien y el mal, aquel donde los malos pueden ser a menudo feos y los buenos, bonitos.

La fealdad de nuestros gobernantes, luego de décadas autodestruyendo un perfil de galanes heroicos (a diferencia de otros dictadores que terminaron tan feos como comenzaron), se ha ido transmitiendo a la imagen corporativa de sus instituciones, urbanización, industria, estrategias y por supuesto, a sus seguidores más incondicionales.

Baste pasar un ojo por las caras de aquellas brigadas de respuesta rápida, donde son norma las muecas congénitas, las arrugas de odio y la amargura ensortijada. El resentimiento, el servilismo y la indignidad pueden conducir también, inconscientemente, a la fealdad. Por lógica, la fealdad odia a la belleza, la cela, la ensucia, la ataca mientras tiene la oportunidad o el poder para hacerlo.

¿Recuerdan a la modelo mitad cubana, mitad noruega, que meses atrás fuese mordida por la cónsul en Oslo? Aquel escándalo parece haber abandonado los titulares, y muchos se preguntan si finalmente la inmunidad diplomática protegió a la funcionaria que cruzó la calle para atacar a la joven en su propio auto. No obstante sigue siendo un buen ejemplo de aquel arquetipo de lo feo en contra de lo bello, y las consecuencias, a largo plazo, de enfrentar a la mugre con la limpieza.

Alexandra Joner, también bailarina y actriz, en una reciente entrevista refirió que no sólo recibió jamás una disculpa de la embajada, sino que “lo peor es que no he podido ir más a Cuba”. La bellísima joven de origen cubano confiesa: “Necesito una visa para viajar allí, y la embajada no me la va a dar. Me odian:”

Enfermizo”, comenta el entrevistador, Tom M. Hansen, y ella contesta “Sí, tengo familia allá y me gustaría regresar”. Al consuelo de que los diplomáticos pueden ser eventualmente reemplazados, Alexandra apunta “En verdad espero se resuelva con el tiempo”, y más adelante afirma que su regla de vida más importante es: “Sonríe, y el mundo te sonreirá”.

El contraste con aquella mole macilenta que dijese ante una cámara “¡Habla español, comemierda!”, es más que evidente. También lo es la agresividad perruna y el “¡suéltame, suéltame maricona!” culminante en la célebre mordida, con la actitud positiva de la bella mestiza noruego cubana.

Las autoridades totalitarias, inobjetablemente feas de cuerpo y alma, seguirán protegiendo a sus grotescos y poco éticos funcionarios, en tanto impedirán la entrada de dignas beldades como Alexandra Joner, a su propia patria. Por el momento no habrá regreso para la Bella, mientras la Bestia siga a cargo de los cuños en su pasaporte.

Sólo nos queda esperar por si alguna vez estos valores invertidos vuelven a su sitio en los límites de nuestra nación, y entre tanto, dejarnos permear por la filosofía de la joven modelo, y que la belleza nos limpie un poco por dentro cuando nos repetimos a nosotros mismos: “Sonríe, y el mundo te sonreirá”.

_

_______________________________________


UP DATE.


-

Vía Facebook, la madre de Alexandra, la atenta señora Bárbara Joner, me ha mandado algunos datos que pudieran ser de interés para el seguimiento del caso “Mordida” en Oslo:

La semana pasada a Alexandra le hicieron un reportaje para la revista noruega Massiv, donde dejó bien claro para toda esta nación lo amada que se sentía por el pueblo noruego y lo odiada que se sentía por (el gobierno de) Cuba. El martes fue para el periódico noruego Dagbladet, el periodista tocó este tema y Alexandra contestó casi lo mismo. Este nuevo reportaje, en uno de los periódicos más leídos de este país, saldrá el 31 de diciembre, con la entrevista.

Lo triste de esta brutal historia es que las autoridades noruegas han permitido la agresión, y esta vulgaridad de mujer todavía ocupa el cargo de cónsul en la embajada de Cuba aquí en Oslo. (…)

La semana pasada salió en los periódicos la durísima crítica, por parte de Estados Unidos a Noruega por su colaboración con los comunistas-socialistas-izquierdistas de Latinoamérica, incluyendo Cuba.

(…) Unos días después de que mi hija fuese agredida, el Primer Ministro noruego, Jens Stoltenberg, envió a Cuba al parlamentario Erik Solheim para consolidar las relaciones con Fidel Castro.

Así que imagínate la razón por la cual Jens Stoltenberg decidió no expulsar a esa primitiva de este país “democrático”. (...)

Gracias a Bárbara Joner por sus apuntes, y Feliz Navidad para todos los cubanos y cubanas que llevan lo bello en el corazón.

_

4 comentarios:

La Guardarraya de la Siberia dijo...

Las críticas de Estados Unidos a las relaciones que Noruega pueda mantener con cualquier otr gobierno del mundo, de izquierda o derecha, son absolutamente dispensables. Noruega es un país soberano que no depende ni política ni económicamente de nadie y practica su libre albedrío.

El incidente con la muchacha y la consul debió haber tenido consecuencias, pero tampoco fué un hecho tan grave a los ojos del Departamento de Relaciones Exteriores noruego como para que mandaran a Solheim con el mensaje para Cuba. De hecho, el ministro Støre dijo desde el principio que sería tardo internamente.

Las cosas han de ser vistas desde varios puntos de vista, a razón de comprenderlas. Para nosotros los cubanos ese incidente en la embajada fué muy grave, para los noruegos apenas una alteración del orden que fué olvidada al día siguiente.

Con respecto al gobierno, lo mismo se le acusa de amigar con Cuba que de no enemistar con Israel, de modo que es difícil complacer a todos.

Rodrigo Kuang dijo...

ALGUNOS COMENTARIOS A ESTE MISMO ARTÍCULO, PUBLICADOS EN ESTE MISMO ARTÍCULO EN EL GUAMÁ, QUE SIGUIERON A IDÉNTICO COMENTARIO.


Teo dijo...

Guardarraya,

Digale a un funcionario de la oficina de intereses en la habana que le de una mordida en plena calle a cualquier chivato esbirro del regimen.....a ver que pasa????

Yo estoy seguto que primero se enteran hasta en marte, despues de varias marchas y manifestaciones, terminan expulsando al uncionario.....o lo que es mas decente, el gobierno Americano retira a su funcionario rapidamente y pide disculpas en un gesto de dcencia.

Lo de la embajada en Oslo fue y es tremenda chusmeria y cochinada de la dictadura. Si los gringos critican a la UE, incluyendo a noruega, es por darse la lengua con el rgimen culpable de que estemos donde estamos, y muchos otros crimenes.

No joda!!
31/12/10 14:38

Cheito dijo...
Si no la dejan ir a Cuba,que venga para la Florida,yo la recibo aqui con los brazos abiertos. Pobre muchacha.....yo la cuido.

31/12/10 14:49

Anónimo dijo...
teo, de acuerdo con su comentario que aunque usted no lo crea no esta lejos del parecer de guardarraya.pero creo que no hacia falta el NO JODA! pues como mujer se merece respeto o al menos consideracion con su buena educacion, la de guardarraya, digo.

31/12/10 14:52

Teo dijo...
Anonimo,
Respeto su opinion,pero a su vez, respete la mia.No joda !!!

31/12/10 15:15

Anónimo dijo...
que jodedor eres,teito

31/12/10 15:16

Rodrigo Kuang dijo...
Sí, mi gente, ya vamos aprendiendo a aceptar las diferencias de parecer, que no tenemos que estar de acuerdo en todo siempre, como en las asambleas de balance. Cada quien tiene sus razones, y está bien cuestionar si se hace con argumentos propios y discutibles, como también los "no joda" son parte de esa deliciosa libertad que tanto deseamos para los nuestros.
Feliz año nuevo, hermanos.

31/12/10 16:01

La Guardarraya de la Siberia dijo...

Teo, el incidente de que usted habla, además de hipotético, no es relevante, porque Cuba no se caracteriza por tomarse los asuntos diplomáticos con calma.

Si la cónsul fue reprendida o no por las autoridades noruegas no lo sabemos ni lo sabremos, porque aquí no se estila hacer de una pluma un gallinero. Los problemas diplomáticos se tratan internamente a menos que sean muy graves y tengan una connotación pública notable,y este caso no aplica.

Lo que usted llama "darse la lengua" es también conocido como relaciones exteriores. Hay relaciones con Cuba y sus gobernantes, culpables del infortunio de millones de cubanos, y hay relaciones con Estados Unidos, culpable del infortunio de otros tantos infelices.
Noruega ha mantenido desde hace muchos años una posición neutral y sigue haciéndolo, cosa que a mí me parece muy bien, en estos tiempos de extremistas.

Esta es, desde luego, mi opinión. La suya, groserías incluidas, suya es.

MamboMuerto dijo...

http://ibikita.blogspot.com/2011/01/el-no-cuento.html

btw, a swedish minister called Norway the last soviet state a few years ago. : ))