sábado, noviembre 05, 2011

Dexter a la cubana.

La música cubana es cosa común en la serie Dexter, que ya se adentra en su sexta temporada (la última si Michael C. Hall – actor principal y productor – no se llega a poner de acuerdo con la cadena Showtime en cuanto al aumento de su salario) con sus habituales escenas de crimen en un Miami latinizado y playero. Desde sus primeros episodios, cuando el libro original de Jeff Lindsay, El oscuro pasajero, comenzaba a tomar forma de televisión, aparecieron en la banda sonora múltiples temas cubanos, sobre todo los clásicos e inconfundibles timbres de Benny Moré.

No necesariamente el contenido de aquella música iba relacionado con los asesinos en serie o la sangre que chorreaba a borbotones en cada capítulo, sino más bien con el ambiente de La Florida, algo imposible de evitar si se trata de reflejar un contexto dominado por la cultura hispana, y en especial por la presencia cubana. En Dexter esta presencia va más allá de algunos apellidos latinos, o de vez en cuando el interrogatorio a algún delincuente colombiano, como en CSI Miami, y se afianza con la representación de varios personajes centrales de declarado origen cubano, como la teniente Laguerta (ascendida ya a capitán), el detective Batista o el senador Miguel Prado. Incluso un personaje que acaba de aparecer en la sexta temporada, el profesor Gellar (una promesa de caracterización que pudiera superar al inefable John Lithgow de la cuarta temporada), aún concebido originalmente con apellido anglosajón, está siendo desarrollado por un inmenso actor hijo de mexicanos, Edward James Olmos.

Michael Cuesta, nacido en Nueva York pero de origen cubano, director y productor ejecutivo de la serie, ha utilizado a propósito la música y los entornos que con toda probabilidad le fueron familiares durante su crianza latina. Dexter Morgan habla en inglés, pero respira aromas de comida cubana y camina entre aquellos ambientes, sonidos y símbolos de Cuba que tanto contaminaron y fundamentaron a la ciudad de Miami en el más reciente medio siglo.

No tengo noticias de que Dexter se haya transmitido en Cuba, o que circule por los bancos de video clandestinos, pero es obvio que nuestra cubanidad se las arregló para colarse, previo filtro del contexto miamense, en una de las mejores teleseries de suspenso que se hayan hecho en los últimos tiempos.

_

5 comentarios:

Anónimo dijo...

la mejor serie... ever!!!!

Lenia dijo...

¿Y de cual capitulo es esa foto de la bandera cubana?
Lo he visto casi todos y no me acuerdo de esa parte.
Me encanta Dexter y tambien que pongan mucha musica de mi pais.

Rodrigo Kuang dijo...

La imagen la saqué del más reciente episodio estrenado, "The angel of death", el 5to de la temporada seis. Dexter y Debra (recortada ella de la imagen original) observan a los cuatro jinetes armados con maniquíes y pedazos de una víctima. Aunque no se especifica, parece que había una celebración en la calle con tema cubano.

Anónimo dijo...

Sí que circula en Cuba prácticamente desde el inicio de la serie. Como siempre, de mano en mano y en bancos de vídeo (en aquel entonces clandestinos). Al menos durante un viaje, hace años, tuve oportunidad de ver los primeros capítulos.
Saludos desde España.

María dijo...

Tenemos grabados los capítulos de Dexter y cuando vimos la bandera en ese capítulo, tuvimos que volver a verlo varias veces. ¡Pedazo de bandera cubana!
¡Gracias por recorsarlo!

Saludos desde el sur de España