domingo, abril 24, 2011

Dios o fraude. El último día de Sai Baba.





La divinidad es algo que se hace cada vez más difícil de sobrellevar. Más aún cuando el mito es confrontado con la velocidad de la información moderna, los lentes pendencieros y la incredulidad del tercer milenio. Los profetas y avatares sagrados tienden a mezclarse con la mercadotecnia, el estrellato y el cinismo nuestro de cada día.


La primera vez que supe de Sai Baba, fue por un amigo, devoto suyo y vecino mío, que en La Habana guardaba como algo sagrado una bolsita de vibhuti, el polvillo prodigioso que supuestamente había materializado el dios viviente, Sathya Sai Baba, en una de sus tantas apariciones públicas en el Prashanthi Nilaiam, donde cientos de creyentes se agolpaban para recibir bendiciones y curaciones. Los relatos de mi amigo sobre cada milagro del profeta indostano alimentaron muchas fabulaciones juveniles en aquel entorno cubano que apenas se sacudía sus décadas de persecución religiosa y ateísmo oficial.


Sai Baba decía ser la reencarnación de Sai Baba de Shirdi, un santo que murió años antes de su nacimiento y que a su vez afirmaba ser el dios Shiva encarnado. Su emporio de misticismo y obras caritativas en todo el mundo han sido tan celebrados como atacada ha sido su imagen de iluminado. Muchas acusaciones tuvo en vida Sai Baba, desde la preparación trucada de sus milagros hasta abuso sexual a muchachos devotos, y el número de sus detractores ha crecido casi tanto como el de sus fieles seguidores.


Si en definitiva el vibhuti era fabricado con prestidigitación, con una piedrita escondida entre los dedos que tramposamente pulverizaba en el momento de mayor éxtasis colectivo, o si sus increíbles hechos mágicos eran obra de un cuerpo celestial donde se había depositado Visnú, eso ya quedará para el corte de caja de la historia.


Por supuesto, si en algo nos parecemos cubanos e indostanos es en esa tendencia natural a creer en dioses reencarnados que nos embobecen con efectismos proféticos.


Hoy murió Sathya Sai Baba, a los 84 años, quebrantando su profecía de desprender pasados los noventa. La India vio marcharse a su más polémico y monumental ídolo religioso y nosotros los cubanos seguimos esperando por aquellas viejas profecías que nunca se cumplieron.


_

1 comentario:

Anónimo dijo...

SATHYA SAI BABA ES la encarnación más poderosa de Dios, en sus tre encarnaciones,Shirdi,Sai Baba,Y la venidera Prema Sai,forman una sola,pero sin embargo la más poderosa es la encarnación como Sai Baba.

Es increíble como han montado una campaña para desprestigiarlo,y los que que estan detras de estas campañas,son lideres de otras religiones,que verguenza,y ellos se hacen llamar creyentes?? por favor.

Una campaña de supuesto exdevotos,con supuestas denuncias de pedofilia que NUNCA SE DEMOSTRARON¡¡ NUNCA SE PUDO CORROBORAR LA VERACIDAD DE ESTOS TESTIMONIOS FALSOS¡¡

MUCHOS HABLAN DE SAI BABA Y NI SI QUIERA LO CONOCIERON¡¡ NUNCA TUVIERON LA DICHA DE ESTAR A SUS PIES,Y MUCHO MENOS DE TENER UNA ENTREVISTA PRIVADA CON EL.

LOS QUE ESTAN DETRAS DE ESTA CAMPAÑA EN SU CONTRA DAN VERGUENZA,SE HACEN LLAMAR CREYENTES DE JESUCRISTO Y DE DIOS,Y SON ESTOS QUIENES CRUCIFICAN A SAI BABA TAL CUAL COMO HICIERON CON JESUCRISTO.

NADA MÁS HACIA FALTA ESTAR CERCA DE SAI BABA PARA DARSE CUENTA QUE HABIA ALGO SOBREHUMANO EN EL.

SUS MATERIALIZACIONES SO NCOMPLETAMENTE REALES,ME DAN RISA LOS QUE DICEN HABER DEWSCUBIERTO LA FORMA COMO SAI BABA HACE SUS TRUCOS Y MÁS SE ATREVEN A IMITAR O QUERER DIZQUE DEMOSTRARLO.

SAI BABA REALMENTE MATERIALIZABA OBJETOS,QUE SALIAN EN LA PALMA DE SU MANO DE LA NADA¡¡ OBJETOS DE GRAN TAMAÑO IMPOSIBLES DE ESCONDER SI NQUE NADIE LO NOTARA¡¡

QUE VENGA UN MAGO DE QUINTA E IMITE LOS MOVIMIENTOS QUQ EMPLEABA SAI BABA PARA MATERIALIZAR NO SIGNIFICA QUE SAI BABA ESTUVIERA HACIENDO TRUCOS,MIENTRAS SAI BABA SI MATERIALIZABA Y CREABA OBJETOS,LOS MAGOS DE QUINTA SOLO HACIAN UN TRUCO HE AHÍ LA GRAN DIFERENCIA¡¡¡¡¡

A SUS DTRACTORES LES TENGO LASTIMA POR LO DESPOTA Y RIDICULOS,QUE SON,LIDERES DE OTRAS RELIGIONES QUE TEMIAN NO PODER SEGUIR MANEJANDO MASAS A SU ANTOJO YA QUE SAI BABA TENIA MAS DEVOTOS QUE LOS QUE ESTOS LIDERES HUBIERAN SOÑADO,TENIAN MIEDO DE PEDER PODER E INFLUENCIA.